2018: EXPORTAMOS 344 MILLONES DE CAJAS Y SE CRECIÓ 6%

by:

Agropecuaria

Superando las expectativas hechas a inicios del 2018, el Ecuador exportó a la semana 52 del año anterior, un acumulado de 344,8 millones cajas de 18,14 kilogramos, lo que significa un crecimiento de 21 millones de cajas en comparación al 2017, equivalente un aumento del 6%. A inicios de este año, el pronóstico de exportación era de 330 millones de cajas, tomando en consideración el ritmo de embarque de los últimos tres años. Con el volumen exportado en el 2018, el aporte a la balanza comercial es de aproximadamente 2.793 millones de dólares.

El resultado del 2018 se debe en buena parte al desempeño de nuestras exportaciones en la Unión Europea. A la semana 52 del 2017, el volumen embarcado fue de 108,3 millones de cajas, y a igual período del 2018, este alcanzó 112,4 millones de dólares, equivalente a un 4% de crecimiento. Este hecho se ajusta a las expectativas que se realizan en la Unión Europea, donde la participación del banano ecuatoriano en las importaciones realizadas desde Latinoamérica será del 33,21%, cuando en el 2017 fue de 31,64%. Este nivel es significativo, ya que se espera que la oferta total de banano en ese mercado tenga en el 2018 un incremento de aproximadamente 1% en comparación al año pasado.

Otro hecho que incidió en el 2018, fue la recuperación del mercado norteamericano. Hasta la semana 52 del 2018, se exportaron aproximadamente 4 millones de cajas más que en el 2017. Ello significó un crecimiento del 12,22%, aunque la participación del 10,30% todavía sigue siendo menor a las alcanzadas hasta antes del 2017.

Medio Oriente fue el destino que otra vez superó las expectativas iniciales, especialmente por los embarques hacia Irán e Irak, y el incremento de la demanda por parte de Arabia Saudita. El crecimiento en el 2018 fue de 14% frente al 2017. África es el otro mercado con un incremento significativo, 180%. Aquí las exportaciones hacia Argelia fueron esenciales para que se diera este escenario de gran incremento.

Asia también creció y esto se debió al incremento de la demanda de China, alrededor del 60%, que compensó con creces la disminución de los envíos hacia Japón.

Frente a estos crecimientos, tres mercados tuvieron un desempeño negativo: Rusia (-1,09%); Cono Sur (-7,63%); EFTA (-15,68%) y Oceanía (-6,73%). Lo sucedido en Rusia se generó en los problemas económicos que dieron lugar a una depreciación del rublo frente al dólar norteamericano, y en el Cono Sur, por los problemas económicos de Argentina, que redujeron significativamente los envíos hacia este mercado.

Fuente:AEBE

Deja un comentario