COMERCIO

Camaroneras proyectan USD 112 millones de ventas tras su participación en feria asiática

Con el apoyo de la oficina Comercial de PRO ECUADOR, cuatro empresas de camarón ecuatoriano participaron en la feria World Seafood Shanghái- SIFSE. Durante el encuentro que tuvo lugar en el Shanghái New International Expo Center- de China, se lograron USD 112 millones en estimaciones de negocios.

“Fue un orgullo estar presente por 4ta vez en esta feria que cada año va tomando mucha importancia a nivel nacional e internacional”, resaltó Santiago Yánez, director de la oficina comercial de PRO ECUADOR en Shanghái.

“La exportación de camarón es uno de los rubros más importantes en la economía de nuestro país. Las condiciones de buen clima permiten una excelente producción de camarón durante todo el año, lo que asegura una oferta constante de este producto tanto en los mercados locales e internacionales”, puntualizó Yánez.

De su parte Xu Yue, representante del “Shanghai Changxing Island Fishing Port”, destacó que luego de su visita a Ecuador el pasado mes de Mayo, continuará manteniendo relaciones comerciales con empresas de este país con el fin de seguir importando camarón ecuatoriano, al que considera de mejor calidad.

Desde su creación en 2006, SIFSE, es respaldado por el mercado de consumo de productos del mar en China.  En esta edición reunió a 1503 empresas de 21 países que cubrieron los campos de acuicultura, producción y procesamiento, distribución, catering, etc. La exposición de 3 días atrajo a 56.493 visitantes provenientes de 59 países.

El camarón representa el 57% de las exportaciones no petroleras de Ecuador hacia China. De Enero a Agosto del 2018 se ha exportado hacia este destino USD 354.31 millones de este marisco, lo cual representa un destacado crecimiento del 321% con respecto al mismo periodo del 2017. (Fuente: Banco Central del Ecuador).

Fuente: Oficina Comercial de PRO ECUADOR en Shanghái

 


El cerdo se gana la confianza del país

El inicio de la industrialización de este sector, que ha ido desplazando de a poco a pequeños criaderos improvisados, se remonta al año 2005, según cuenta a EXPRESO José Orellana, director ejecutivo de la Asociación de Porcicultores del Ecuador(ASPE). Fue la época, dice, en que se empezó a trabajar en mejoras en temas de genética, en alimentación y sanidad. “Ya no se habla de razas puras, sino de la mezcla de varias genéticas que determinan un mejor nivel de calidad y parámetros de productividad”.

Este esfuerzo ha ido impulsando la demanda en el mercado y ha hecho que pequeñas, medianas y grandes empresas incrementen sus niveles de producción. Si se observan las cifras del año 2009, esta casi ha llegado a duplicarse, al pasar de 90.000 a 173.194 toneladas, según lo previsto para este año.

Este trabajo viene incidiendo también en un mayor aporte de esta industria en la economía. Según datos publicados en la revista Maíz&Soya, este sector ha venido creciendo un promedio de 6,9 % entre los años 2009 y 2017, hasta llegar a mover unos $ 600 millones al año, un 8 % del PIB agropecuario.

En el país, se estima que la población de cerdos por año llega a los 2’000.000. Una mayor producción, dice Orellana, también ha permitido que el sector pueda disminuir las importaciones de carne. En el mismo periodo de estudio, las toneladas métricas bajaron de 10.203 toneladas a 3.872.

La oferta nacional es suficiente para abastecer la demanda local; no obstante, la industria aún requiere comprar de afuera ciertos productos en los que el país aún es deficitario, como el cuero y la grasa, que son esencialmente requeridos por la industria de embutidos.

Aun así, denuncian los productores, hay mucho volumen de carne que desde Colombia y Perú está ingresando a través de contrabando, lo que merma las ganancias del productor nacional. El director de ASPE explica que el Tratado de Libre Comercio que Perú firmó con EE.UU. juega en contra del sector. Este acuerdocomercial permite al país vecino obtener carne a bajos precios; una ventaja que también es aprovechada para comercializar diferentes tipos de cortes en Ecuador, pero a mejores costos. El valor del kilo del cerdo en pie en Perú es de $ 2, versus los $ 2,40 en el país. En Colombia es de $ 1,90.

Controlar la ilegalidad y mejorar la competitividad no son los únicos desafíos. Aún es tarea pendiente promover el consumo a través de campañas que difundan sus beneficios. El consumo per cápita es de 10,90 kilos en el país, pero hay otros países en Latinoamérica que llegan a los 17 y 20 kilos.

La importancia de este sector

El sector

Según datos de la Asociación de Porcicultores, el año pasado fueron vacunados 2’000.000 de animales a nivel nacional. Son crías que pertenecen a unos 80.000 productores, entre pequeños, medianos y grandes.

Su aporte

Este sector está moviendo unos $ 600 millones al año. Eso equivale a una participación del 8 % del Producto Interno Bruto Agropecuario. Actualmente, el 60 % de la carne que se produce en el país viene de procesos industriales. El resto, de negocios familiares.

Pendientes

El pedido del sector es controlar el ingreso de productos que, vía contrabando, llega desde Colombia y Perú. Esto no solo atenta contra los porcicultores, sino contra la industria de balanceados que se apoya en este sector.

Fuente: Diario El Expreso


El camarón, un bien preciado de exportación en EsmeraldasEsmeraldas

La pesca de camarones en las costas del cantón Atacames es también primordial para el impulso económico provincial.

En el puerto pesquero de la parroquia de Súa de este cantón, localizado en los esteros de este lugar, también se reciben cargas de camarones, aunque la diferencia es que en este sitio se pelan y se llevan dentro del plazo de una hora a los diferentes cantones de Esmeraldas, sin necesidad de su congelamiento, es decir, totalmente frescos.

“Aquí vienen a recibir los vehículos a recibir la pesca que siempre están las embarcaciones dentro del mar”, dijo un pescador desde su lancha cerca del pequeño puerto de Súa.

El camarón ecuatoriano en el mundo

Mediante el Acuerdo Comercial Multipartes entre Ecuador y la Unión Europea (UE), vigente desde enero de 2017, el flujo comercial entre ambas partes ha crecido hasta un 20%.

En este caso, el camarón es uno de los productos “estrellas” entre los productos de exportación al gran mercado del bloque europeo, según ha constatado el Ministro de Comercio Exterior e Inversiones, Pablo Campana.

Entre enero y septiembre de 2017, las ventas de productos exportados a Japón crecieron alrededor de un 13 por ciento, en comparación con el mismo período de 2016, donde el camarón ecuatoriano formó parte de estos rubros por su calidad.

Por otro lado, la balanza comercial total entre Ecuador y Rusia en los últimos seis años ha sido superavitaria para el país andino, donde sus exportaciones totales pasaron de 701 millones de dólares, en 2011, a 845 millones de dólares, en 2017, donde los camarones forman parte del tres por ciento de este intercambio comercial.

En febrero de 2018, más de 2000 cajas de camarón ecuatoriano se comercializaron en el mercado chino a propósito de las festividades del Año Nuevo, así lo informó la oficina comercial de ProEcuador en la provincia china de Shanghái.

En este mismo mes, el Gobierno ecuatoriano logró un hito: reingresar su camarón al mercado brasileño, tras una ausencia de 19 años, donde empresa ‘Santa Priscila’ hizo su envío de una carga de 10 mil kilogramos, tras cumplir con todos los requisitos de ingreso exigidos por las autoridades sanitarias brasileras.

Brasil, sin embargo, dio apertura al camarón sin cabeza, pelado y congelado, por lo que solo puede ser exportado a ese país con esos requisitos.

Pro Ecuador precisó que esta oferta exportable podría ampliarse a otras presentaciones, a medida que el producto se vaya posicionando en el mercado del gigante latinoamericano, con la oferta de camarón cocido u otras necesidades que el consumidor brasilero demande.La explotación del camarón inició oficialmente en Ecuador durante la década de los años cincuenta. La pesca de este elemento marino surgió como medio de subsistencia y posteriormente se transformó en una importante fuente generadora de empleo a nivel nacional.

En 2012 se eliminó la flota de arrastre camaronera, según el Acuerdo Ministerial número 020. En la actualidad, existen aproximadamente 40 embarcaciones que se dedican a la captura de camarón rojo, café y merluza en diversas localidades de la costa ecuatoriana.

Fuente:Andes


Programa de ganadería ayuda a 3.000 familias

La iniciativa de mejorar y captar la producción de leche se hizo en Tonicorp junto con el Mipro y del PNUD. Además tuvo el acompañamiento del MAG.

Mejorar la calidad de la leche, de la cadena productiva e incrementar las finanzas de los pequeños productores ganaderos es el objetivo del Programa de Ganadería Socialmente Inclusiva, que presentó en Guayaquil la empresa Tonicorp.

Dicha iniciativa se implementa con la metodología del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el apoyo técnico del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) y el acompañamiento del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Alrededor de 3.000 personas, vinculadas a la producción lechera de Cañar, Azuay y Chimborazo, son las beneficiarias directas e indirectas de este programa que se desarrolló en nueve meses.

En dicho tiempo intervinieron en la cadena de abastecimiento de leche de Tonicorp las asociaciones ganaderas de las parroquias rurales de Irquis, Biblián, Verdepamba, Coyoctor y La Candelaria, lo que redujo vulnerabilidades y pobreza, además de generar oportunidades de empleo pleno y productivo.

Guillermo Adam, presidente del directorio del Holding Tonicorp, dijo que existe el compromiso permanente con las comunidades en donde operan y que el objetivo es buscar el desarrollo económico, inclusivo y sostenible.

“Un ejemplo es esta iniciativa que impacta a pequeños productores de leche en términos de calidad, productividad e incorporación de las mipymes (micro, pequeños y medianos empresarios) a nuestra cadena de valor, mejorando su competitividad y el nivel de ingresos”.

El evento contó también con la presencia de los ministros de Industrias, Eva García, y de Agricultura y Ganadería, Rubén Flores, quienes al recorrer la planta de Tonicorp constataron los procesos de proveeduría que realizan los productores lecheros.

Flores mencionó que el programa de ganadería se enfoca en alimentar y nutrir a las personas, “pues la leche es un componente estratégico en el proceso de nutrición”.

Para el ministro “los productores de leche ahora son proveedores de esta industria y garantizan una planificación en la producción. Es ahí a donde deben apuntar todos los sectores”.

Mientras que García señaló que actualmente el trabajo del Mipro se enfoca en fortalecer a las pymes porque es un actor estratégico para reactivar la economía de las zonas tradicionalmente excluidas e impulsar el crecimiento del sector ganadero.

“Dentro de los objetivos del Ministerio se encuentra institucionalizar la metodología de trabajo como un servicio al sector industrial y agroindustrial. En este marco está el proyecto Encadena, que busca impulsar y establecer las condiciones necesarias para el fortalecimiento de la competitividad a través de la incorporación de mayor valor agregado ecuatoriano”.

El Mipro informó que en el Programa Desarrollo de Proveedores intervienen en una cadena productiva dos consultores acreditados por el PNUD, formada por una empresa ancla que demanda bienes y servicios, y proveedores estratégicos. Hasta 2019, el Mipro prevé intervenir en el programa en los sectores de café, cacao, plásticos y metalmecánica. (I)

Acuerdo con GAD mejora la producción pecuaria

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Municipio de San Fernando, en Azuay, firmaron un acuerdo para realizar el Proyecto de Fomento al Manejo Sanitario de Ganado Vacuno y Animales Menores, que beneficia a 200 familias campesinas.

La iniciativa tiene como objetivo general el mejoramiento de la producción pecuaria, a través del fortalecimiento en sanidad animal, resiembra de pastos y uso adecuado de medicamentos. “Para esto se fortalecerán los conocimientos técnicos de los productores, se sembrarán cinco nuevas hectáreas de pasto mejorado y se establecerá un sistema tecnificado de nutrición, reproducción y sanidad animal”, explicó Juan Galarza, director provincial agropecuario en Azuay. La intervención del proyecto durará 12 meses, tras los cuales se realizará una evaluación de resultados de la inversión conjunta, que llega a los $ 11.721. “La iniciativa llegará a 500 bovinos y 800 animales menores con el apoyo del Ministerio”, mencionó Marco Peña, alcalde de San Fernando. (I)

Fuente: Diario El Telégrafo

Comments are closed.